Disminución del valor del yen ¿Será favorable o no para Japón?

"El lunes, por primera vez desde el 2015, el dólar subió a un máximo en comparación al yen."
Por Clarisa Benavides
Mar 29, 2022

El lunes, por primera vez desde el 2015, el dólar subió a un máximo en comparación al yen. Comprando con un dólar un poco más de 125 yenes en los mercados de divisas, mientras que hace medio año, tenía un valor de 110 yenes.

Lo anterior, se debe a la preferencia de Japón por una moneda más débil; además del cambio surgido ante la aceptación implícita de los funcionarios de Estados Unidos centrados en la inflación.

El dólar fuerte se refiere a los estadounidenses y otros con monedas vinculadas al dólar y cómo obtienen más por su dinero cuando adquieren productos de Japón, considerando la inflación de Estados Unidos del 8%. Igualmente, significa que los fabricantes de Japón tienen menores costos en dólares, de manera que pueden obtener una ventaja sobre los competidores estadounidenses. Por lo mismo, se está impulsando a políticos japoneses a conformarse con los movimientos de la moneda.

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda comentó:

“No hay cambios en la estructura básica de que un yen más débil tiene efectos positivos en la economía japonesa al impulsar la economía y los precios en general” 

Por otro lado, en el informe del banco central de enero se estimó que una depreciación del yen en un 10% significa un aumento del 1% en el PIB de Japón.

El lunes, Matsuno, estableció que Japón estaba observando el mercado de cerca y que “no es deseable ningún movimiento rápido”.

Entre las causas de la caída del yen, principalmente se destaca la ampliación del diferencial de tipos de interés entre Japón y Estados Unidos. Después de que la FED aumentará las tasas y ampliará sus aumentos este año a seis, el tesoro estadounidense a 10 años ahora rinde aproximadamente un 2,5 %, esto es 10 veces el rendimiento del 0,25% del bono del gobierno de Japón. Mientras que el rendimiento del Tesoro a dos años consta del 2,3%, el rendimiento equivalente japonés está por debajo de cero.

El Banco de Japón, tomó su postura de defensa política al ofrecer la compra de una cantidad ilimitada de bonos gubernamentales a 10 años. Esto por un precio que pudiera evitar el aumento del rendimiento.

Es importante considerar que la brecha entre las tasas de interés de Estados Unidos y  Japón incentiva a mantener dólares sobre los yenes, dado a su mayor rendimiento, y de esta manera los inversores toman prestados yenes a tasas bajas y convierten el dinero en dólares ganando mayores interés.

Sin embargo, Kuroda, no tiene presión para incrementar las tasas e igualar la de Estados Unidos, al ser tranquila la inflación en Japón.

A pesar de que anteriormente, la caída del yen pudiera haber provocado indignación política y de empresas estadounidenses.

Actualmente, un dólar fuerte impulsa las disminuciones de los costos de los bienes importados y reduce la inflación. Por lo tanto, no se han presentado preocupaciones por los movimientos y la debilidad creciente del yen.

Se estima que sí se alcanza una depreciación de 10 yenes ante el dólar, significaría un aumento de las ganancias operativas colectivas de las empresas japonesas de aproximadamente 1,5 billones de yenes (12 mil millones de dólares). 

Incluso, aunque Estados Unidos quisiera y realizará esfuerzos para bajar el dólar, al estar el mundo recurriendo a ellos para sustituir la energía rusa, comprar petróleo y gas, y la creciente necesidad de dólares “Estados Unidos no tiene más remedio que aceptar un dólar fuerte, al menos a corto plazo”.

En fin, el yen débil no es favorable para Japón, debido a la carga que se suma a las importaciones de petróleo y gas, concluyendo en su necesidad de pagar con dólares.

Referencia:

Fujikawa, M. (2022). Recuperado de https://www.wsj.com/articles/yen-hits-lowest-level-since-2015-and-japan-u-s-are-ok-with-that-11648467607

Clarisa Benavides

Clarisa Benavides

Escritora de Ciencia & Tecnología en The Bookish Man.
Share This