¿Existe el acceso a la salud en México?

"Ante el anuncio reciente de los futuros cambios en el sistema a la salud, es importante analizar cómo ha funcionado la garantía y protección a uno de los derechos fundamentales en nuestra Constitución y tratados internacionales." 
Por Daniela Hinojosa
Mar 24, 2022

Ante el anuncio reciente de los futuros cambios en el sistema a la salud, es importante analizar cómo ha funcionado la garantía y protección a uno de los derechos fundamentales en nuestra Constitución y tratados internacionales. 

El Economista

Nuestro país cuenta con un sistema mixto donde el Estado y los particulares participan para atender a la población y lograr así, una mayor cobertura del mismo, que más personas tengan acceso a la atención médica, hospitalaria y farmacéutica. Por último, la mejora en la calidad del servicio otorgado.

El sector público, a su vez, se subdivide en dos, el régimen del seguro social a cargo del IMSS, ISSSTE, ISSFAM y PEMEX; y, por otra parte, el de asistencia social a través del INSABI.

Alrededor de 40 millones de personas se encuentran bajo el régimen de seguro social.

De ese 100%, el IMSS atiende al 43%, el ISSSTE al 7% y el ISSFAM al 5.9%. Esto significa que los otros 80 millones de habitantes recurren al INSABI, reciben atención médica privada (que son la minoría) o por las condiciones económicas y geográficas en las cuales viven, no tienen acceso a ninguno.

De acuerdo con cifras arrojadas desde el año 2007 a la actualidad, la infraestructura con la cual cuenta el Estado para brindar salud pública a su población está conformada, aproximadamente, por 23,853 unidades de salud, de las cuales 1,182 son hospitales públicos, 3,172 son privados y el resto son centros de atención ambulatoria. 

De estas unidades públicas, muchas se encuentran en condiciones deplorables debido a la falta de mantenimiento y equipo. Algunos hospitales sufren inundaciones como fue el caso del Hospital Materno-infantil de Milpa Alta en la zona de urgencias; en otros, los aparatos de ultrasonido, radiografías, tomografías, entre otros, no funcionan y tardan meses en repararlos o sustituirlos por nuevos; y/o faltan medicamentos.  

A su vez, de todos los hospitales públicos, hay un total de 79,643 camas.

Esto significa que por cada mil habitantes hay 0.75, cuando la Organización Mundial de la Salud exige, como mínimo, 1 cama por cada 1000 habitantes. 

Es importante agregar que dicho resultado deriva de una distribución ideal en todo el país, pero que en la realidad no opera, pues hay entidades de la república como la Ciudad de México, donde se concentra la mayor cantidad de hospitales y, por tanto, hay más camas disponibles para sus habitantes, en comparación de aquellos que viven en entidades como Tlaxcala o Chiapas.  

En cuanto al personal, por cada mil pacientes hay 2.2 médicos y 2.6 enfermeras, aun y cuando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, señala 3.2 médicos y 8.8 enfermeras por cada 1000 habitantes. El problema de esto es que la falta de personal y el aumento de pacientes, genera un desequilibrio en el cual, la consecuencia es un servicio de salud deficiente o nulo. 

Por otra parte, la CNDH ha realizado incontables recomendaciones a estos institutos. Tan sólo en el año 2018 emitió 2532 señalamientos contra el IMSS por incumplir con sus obligaciones, y violar los derechos de la población al negar la prestación del servicio médico, brindar una atención deficiente y de mala calidad, y por negligencia médica.

En las zonas rurales el problema es mayor.

Ahí no hay nosocomios cercanos donde los habitantes puedan atenderse de inmediato ni ambulancias, por lo que se ven obligados a recorrer enormes distancias para llegar al hospital o centro de salud más cercano. Esto implica travesías superiores a una hora por caminos maltrechos o terracerías y, por consiguiente, que la demora termine en el deceso del paciente durante el trayecto. 

Como todos los derechos económicos sociales y culturales, uno de los principios que lo rigen es la accesibilidad que comprende, entre otras cosas, la no discriminación, así como el alcance geográfico y económico.

Referencias:

Hinojosa. D. (2021). Tesis: La Transgresión al Derecho Humano a la Salud por el Incumplimiento del Estado Mexicano. Universidad Anáhuac México Norte.

Gómez. O. (2011).  Sistema de Salud de México.  Instituto de Salud Pública. Recuperado en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342011000800017

PYMO. (2021) . Infraestructura del Sector Salud en México. PYMO. Recuperado en: https://www.pymohub.com/infraestructura-del-sector-salud-mexicano/

Sistemas y Servicios de Salud. Organización Panamericana de la Salud disponible en: https://www.paho.org/mex/index.php?option=com_content&view=article&id=354:sistemas-servicios-salud&Itemid=387

Velázquez. M. (2019). IMSS encabeza quejas de CNDH. El Economista. Recuperado en: https://www.eleconomista.com.mx/politica/IMSS-encabeza-quejas-en-CNDH-20190701-0149.html

Pérez. M. (2020). Violaciones al Derecho a la Salud. El Economista. Recuperado en: https://www.eleconomista.com.mx/politica/Violaciones-al-derecho-a-la-salud-20201109-0168.html   

Statista. (2021).  Números de Hospitales en México de 2006 a 2019. Statista. Recuperado en:  https://es.statista.com/estadisticas/1147643/numero-de-hospitales-mexico/  

OCHOA. J. A. (2017). Principales logros y deficiencias del sistema de salud en México. Boletín Conamed. Recuperado en: http://www.conamed.gob.mx/gobmx/boletin/pdf/boletin15/principales_logros.pdf 

Daniela Hinojosa

Daniela Hinojosa

Redactora de noticias de la sección de Artes & Libros y Política & Democracia. Licenciada en Derecho por la Universidad Anáhuac.
Share This