¿Qué es la investigación con perspectiva de género y por qué nos hace falta?

"Ante la creciente agitación por el preocupante número de desaparecidas en Nuevo León, el secretario de seguridad, Aldo Fasci, afirmó que no había motivo de alarma, ya que no se trata de desapariciones forzadas, sino de falta de comunicación y distanciamiento voluntario de sus familias por parte de las jóvenes."
Por Paola Saucedo
Abr 26, 2022

Ante la creciente agitación por el preocupante número de desaparecidas en Nuevo León, el secretario de seguridad, Aldo Fasci, afirmó que no había motivo de alarma, ya que no se trata de desapariciones forzadas, sino de falta de comunicación y distanciamiento voluntario de sus familias por parte de las jóvenes.

“La causa principal de las desapariciones de mujeres es por falta de comunicación entre la familia, enojos entre ellos, rebeldía de los jóvenes, porque el lapso de las edades de mujeres es de 14 a 25 años, es la mayoría de las personas, de las mujeres que se desaparecen, pero no es derivado de un delito, sino que es una decisión voluntaria”

Estas declaraciones se dieron en medio de la búsqueda de Debanhi Escobar, joven de 18 años desaparecida camino a casa después de una fiesta.

A más de diez días sin indicios, la fiscalía optó por mejor investigar la relación de Debanhi con su familia.

Caso Debanhi: video revela que entró sola a motel

El cuerpo de la joven fue encontrado más tarde en una cisterna que ya había sido revisada por las autoridades, y el caso fue tratado como accidente en un principio. La falta de comunicación, parece, no fue entre Debanhi y su familia, sino dentro de las mismas autoridades, ya que el mismo Fasci reconoció que dentro de la investigación hubo “falla humana masiva”.

Las aseveraciones del secretario de seguridad demuestran, sin embargo, la actitud con la que el gobierno está haciendo frente a la violencia feminicida. No se toma enserio ni a las jóvenes desaparecidas ni a sus familias. Es más, sus desapariciones ni siquiera son consideradas como tales hasta que existe indignación pública o hasta que ya es demasiado tarde.

Tras el descubrimiento del cuerpo de Debanhi, colectivas feministas se organizaron para protestar el viernes 22 de abril frente a la fiscalía de Nuevo León.

Esto con consignas como “El nuevo Nuevo León es feminicida”, “No fue accidente, fue feminicidio”, “Fuera Fasci” y “Fuera Gustavo”. Y es que mientras que el conflicto no se limita al gobierno actual, este es uno que ha manifestado su apoyo público a las mujeres sin respaldarlo con acciones concretas.

Cabe reconocer, sin embargo, que el problema no se acaba con Fasci. Puede, y quizá debería, renunciar. Puede ser reemplazado, pero no se va a ver una mejora en la situación de la mujer si no se reconocer, primero, que existe la situación y si no existe una transformación sistemática a la forma en que son tratados los casos de desaparición y feminicidio.

Se escucha mucho hablar de una perspectiva de género, pero ¿Qué es esto?

Según el propio gobierno, se trata de una “herramienta conceptual que busca mostrar que las diferencias entre mujeres y hombres se dan no sólo por su determinación biológica, sino también por las diferencias culturales asignadas a los seres humanos.” Esto quiere decir que investigar los casos de desaparición de mujeres y niñas, así como feminicidios, debería venir acompañado de un entendimiento de la situación de vulnerabilidad que conlleva ser mujer (o ser percibida como tal) en la sociedad machista de México.

No es suficiente pensar que los jóvenes pueden escaparse de casa, por que aunque sea cierto esto ignora por completo qué significa ser una mujer joven lejos de casa en México. El análisis del contexto desigual en el que se dan las desapariciones puede contribuir a visibilizar los propios casos y entender el verdadero impacto de las violaciones de derechos humanos, que se ven agravadas en ciertos grupos de personas.

La fiscalía debe incluir en sus investigaciones métodos sensibles al género, así como asegurar que todo el equipo sea consciente de las dimensiones de género de las violaciones de derechos humanos en juego, así como capaz de identificar problemas específicos que afectan a diferentes grupos de mujeres y niñas.

Hace falta que las investigaciones se lleven a cabo con perspectiva de género porque las mujeres no están desapareciendo en un vacío. Están siendo victimizadas y revictimizadas dentro de estructuras sociales específicas y, mientas esta realidad no sea abordada, no se puede cambiar nada.

Referencias:

Campos Garza, L. (2022). No hallaron a Debanhi en cuatro cateos por “falla humana masiva”: Aldo Fasci. Proceso. Recuperado de: https://www.proceso.com.mx/nacional/estados/2022/4/22/no-hallaron-debanhi-en-cuatro-cateos-por-falla-humana-masiva-aldo-fasci-284776.html

N/A. (2022). Fiscal de Nuevo León atribuyó las desapariciones a la “rebeldía” de las víctimas: “son una decisión voluntaria”. Infobae. Recuperado de: https://www.infobae.com/america/mexico/2022/04/21/fiscal-de-nuevo-leon-atribuyo-las-desapariciones-a-la-rebeldia-de-las-victimas-son-una-decision-voluntaria/

N/A. (2018). ¿Qué es la perspectiva de género y por qué es necesario implementarla?.Gobierno de México. Recuperado de: https://www.gob.mx/conavim/articulos/que-es-la-perspectiva-de-genero-y-por-que-es-necesario-implementarla#:~:text=Cuando%20se%20habla%20de%20perspectiva,asignadas%20a%20los%20seres%20humanos.

Ramos, M. y Martínez, P. (2022). Protestan en Nuevo León por muerte de Debanhi. Reforma. Recuperado de: https://www.reforma.com/protestan-en-nuevo-leon-por-muerte-de-debanhi/ar2390115

Paola Saucedo

Paola Saucedo

Escritora de Política & Democracia de The Bookish Man.
Share This