Reseña: The Mist

"Esta película se estrenó en el 2007, está adaptada del famosísimo libro The Mist de Stephen King. Una película verdaderamente que te pondrá los pelos de punta con un final muy inesperado. La trama, los personajes, los monstruos, todo lo que esperas de Stephen King lo encuentras en esta película." 
Por Dafne Venet
Ago 31, 2022

Esta película se estrenó en el 2007, está adaptada del famosísimo libro The Mist de Stephen King. Una película verdaderamente que te pondrá los pelos de punta con un final muy inesperado. La trama, los personajes, los monstruos, todo lo que esperas de Stephen King lo encuentras en esta película. 

La mañana siguiente, la familia Drayton se despierta con un árbol atravesado en el estudio de arte del papá, David Drayton, y su cobertizo queda hecho pedazos por el árbol del vecino, Brent Norton, no tenían una buena relación pero se toleraban. El hijo, Billy, se da cuenta a lo lejos de una niebla espesa que viene desde el lago hacia la ciudad pero no le toman tanta importancia y David decide irse con Billy al supermercado a comprar lo necesario para reparar la ventana en dónde se había caído el árbol, y le da un aventón a su vecino Brent, la mamá decide no ir. 

La historia empieza como cualquier otra, en una noche tormentosa, el viento estaba como fiera y los árboles despeinados.

Durante el camino ven demasiados carros militares yéndose a la dirección de donde venía la neblina, se les hizo raro pero continuaron su camino al supermercado. Al llegar, todo el pueblo estaba ahí, haciendo su despensa para prepararse en caso que cayera otra tormenta como la de anoche. Todos estaban muy preocupados pero agradecidos que no pasó a mayores la tormenta, fueron puras cosas materiales las que se destruyeron. 

Unos oficiales de la militar entraron al supermercado, se veían sospechosos pero querían asegurarse que todos estuvieran bien. De repente, entra a la tienda un señor de la tercera edad corriendo con sangre en su cara y camiseta y grita:

“¡No se acerquen a la neblina, hay algo ahí!”.

Todos asustados voltearon hacia afuera, la entrada del supermercado estaba cubierta de vidrio, y vieron como la neblina se empezaba a acercar a ellos; cerraron las puertas del supermercado cuando una señora dice que tiene que ir por sus hijos pequeños, que los había dejado en su casa solos, uno cuidando del otro. Se le quedan viendo a la señora pero nadie se ofrece a ir con ella, David sostiene a Billy en sus brazos y la ignora. Entonces ella decide irse sola entre la neblina en busca de sus hijos. 

Todos trataron de mantener la calma pero algunos se estaban paniqueando, David trató de mantener el control y los militares no se entrometieron. Hubo un problema con el aparato de luz de la tienda en el garaje, no era tan inminente pero algunos encargados del supermercado le pidieron ayuda a David y a otros de la tienda. 



Muy pocos regresaban con vida o enteros. 

Un jovencito decide hacerse el valiente y salir afuera donde estaba la neblina para reparar el aparato, David le decía que no se arriesgara a salir a la neblina pero no le hizo caso. Muy lentamente se empieza a levantar el portón del garaje y la neblina se veía al raz, y de pronto unos tentáculos gigantes agarran al joven y lo empiezan a jalar, todos se quedan en shock y el único que reaccionó fue David, lo sostiene de los brazos pero los tentáculos lo tienen agarrado de los pies. Los tentáculos tenían agarras y se las clavan al muchacho y se lo llevan arrastrando. Todos se quedaron en shock sin saber qué hacer, ¿qué era lo que estaba allá afuera? ¿Era un monstruo? 

Deciden contarle al resto de los clientes en el supermercado lo sucedido y típico, entra el personaje de la señora religiosa diciendo “es un castigo de Dios” recitando parábolas de la biblia del apocalipsis. Eventualmente tenían que salir algunos, se armaban hasta los dientes pero cada que salían ya nadie regresaba, muy pocos regresaban con vida o enteros. 

La señora religiosa cada vez empezó a agarrar a más seguidores y le hacían caso de sus locuras. Uno de los militares confiesa que todo lo que está sucediendo fue un experimento fallido del gobierno, querían abrir un portal a otra dimensión, y lo que pasó fue que colapsó nuestra dimensión con la de ellos, los monstruos de afuera, por eso estaban descontrolados. La señora religiosa decide “sacrificar” al militar a los monstruos por su “pecado” le echaba la culpa y todos sus seguidores le hicieron caso, David y unos cuántos más trataron de detenerlos pero fue inútil. 

Es un final muy cruel.

Un monstruo gigante se ve que se come al militar y David, su hijo y los demás se quedaron en shock que decidieron escapar la mañana siguiente del supermercado pero fueron emboscados por la señora religiosa y sus seguidores, forcejearon y uno de los encargados de la tienda saca una pistola y le dispara en la cabeza a la señora religiosa, todos se asustaron pero por fin pudieron escapar del supermercado. El objetivo era llegar a la camioneta de David pero no todos lo lograron. David, Billy y tres personas más sí alcanzaron y se fueron manejando en medio de la neblina hasta que aguantara la gasolina. 

La gasolina cedió y se quedaron varados en medio de la carretera con neblina en todas partes, David se llevó la pistola con la que le dispararon a la señora religiosa, tenía cuatro balas pero eran cinco de ellos en la camioneta, todos unánimemente sabían lo que seguía, el hijo de Billy estaba dormido pero al abrir sus ojos se ve como el padre le dispara a todos y él se queda desesperanzado con sangre en sus manos listo para enfrentar a los monstruos, ya no tenía nada que perder.

A lo lejos se ve que de la neblina salen unos camiones de militares y llevaban a gente rescatada consigo, la señora del supermercado que salió en busca de sus hijos estaba ahí con ellos. David se arrodilló y gritó “¡los mate para nada!”. Así es como termina la película, es un final muy cruel pero te deja preguntándote, ¿qué podría haber pasado si hubieran esperado un poco más? Si hubieran luchado por sus vidas un poco más.

Dafne Venet

Dafne Venet

Escritora de Artes & Libros de The Bookish Man.
Share This