Víctima: Lucha y Reivindicación

"A diario las personas interactuamos con noticias, documentales, películas y series que dan a conocer al autor de los hechos y sus actos cometidos, así como su vida y obra. Automáticamente, el criminal adquiere un papel protagónico y, en la mayoría de los casos, popularidad."
Por Alfonso Salas
Feb 7, 2022

Crimen: una palabra que por sí sola captura la ruptura del tejido social y genera intriga por conocer los detalles del mismo.

A diario las personas interactuamos con noticias, documentales, películas y series que dan a conocer al autor de los hechos y sus actos cometidos, así como su vida y obra. Automáticamente, el criminal adquiere un papel protagónico y, en la mayoría de los casos, popularidad.

¿Pero qué ocurre con la Víctima? La Persona que pasa a ser recordada no por sí misma, sino como el resultado de la materialización del crimen. Poco se habla de ella, a comparación del Victimario.

Alto Nivel

En el caso de México, hasta hace no tanto, la opacidad de la figura de la Víctima se veía reflejada incluso dentro del mismo Sistema de Justicia.

La reivindicación de la Víctima dentro del aparato de justicia del estado mexicano es relativamente reciente. El primer paso fue la reforma constitucional del 13 de junio de 2008 con la transformación del sistema penal mixto a un sistema penal acusatorio. Esta evolución en la justicia mexicana dio pauta al reconocimiento constitucional de Derechos Humanos el 10 de junio de 2011.

No obstante, el sistema penal acusatorio no logró su aplicación sino hasta el 5 de marzo del 2014 con la expedición del Código Nacional de Procedimientos Penales. En él, se establecían las reglas del juego del órgano jurisdiccional, la posibilidad de que las partes pudieran optar por un mecanismo de justicia alternativa y desde luego, el reconocimiento de derechos del Imputado y la Víctima.

¿Cuáles fueron las principales causas que conllevaron a un nuevo paradigma en el quehacer de justicia mexicana?

Por un lado, tenemos la búsqueda de procedimientos sin vicios o corrupción, así como transparencia y penas más justas para el Acusado. Además de eso, se buscaba que la Víctima tuviera una participación más activa dentro del procedimiento.

Una Verdad Silenciosa:

Entablar un procedimiento judicial nunca ha sido fácil para la Víctima. En ocasiones, es necesario el acompañamiento psicológico para empoderar a la persona y permitirla continuar el procedimiento como una figura activa.

La Víctima no busca solamente hacer valer su derecho a la justicia, sino a ser escuchada y no sentir que está sola.

The Bookish Man

El 9 de enero de 2013 el Estado Mexicano creó la Ley General de Víctimas, afín de expandir los mecanismos de protección con los que cuentan las víctimas del delito a nivel Constitucional y Convencional en Tratados Internacionales suscritos por México.

W Radio

Con la Ley General de Víctimas, se abrió un nuevo paradigma de principios en los que se sentaban las bases de la atención de las víctimas del delito.

Por primera vez en la legislación mexicana, se tocó el tema de la revictimización; un tema tabú, pues es una práctica que no se ha erradicado completamente dentro del sistema de justicia.

La lucha por los derechos de las víctimas no culmina con que estas logren el acceso a la justicia; otro de los puntos clave de esta lucha es la eliminación de la revictimización que las mismas autoridades impartidoras de justicia ejercen desde su centro de poder hacia las víctimas desde un primer contacto como lo es la interposición de una denuncia. 

Aunado a lo anterior, la Ley General de Víctimas señala que el propio Estado no podrá negar la calidad de Víctima, bajo el argumento de las características particulares que muestren las personas que acuden a denunciar un delito, ni tampoco pueden agravar la condición de las mismas a través de mecanismos del aparato jurisdiccional que las expongan a sufrir un nuevo daño.

Es importante señalar que la revictimización en su punto más álgido puede ocasionar un estado de vulnerabilidad en la integridad física y emocional de la Víctima, e incluso a dejarla a expensas de represalias por parte del autor del crimen. El caso de Marisela Escobedo (octubre, 16. 2010) o de Mariana Sánchez (enero, 28. 2021) son referentes claves de las consecuencias de la revictimización.

La reivindicación de la Víctima debe continuar por parte del Estado. Entonces la confianza en las instituciones no se perdería, en aras de alcanzar el derecho de acceso a la justicia. 

Referencias:

Cámara de Diputados. 2021. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Ciudad de México. Recuperado desde: http://www.diputados.gob.mx/

 “El Infierno de Mariana: Seis meses de abuso sexual que nadie escuchó”. El País. Recuperado desde: https://elpais.com/mexico/2021-02-03/el-infierno-de-mariana-seis-meses-de-abuso-sexual-que-nadie-escucho.html

 La Historia de Marisela Escobedo, la mujer asesinada en México por indagar el feminicidio de su hija”. BBC News. Recuperado desde: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-54558317

Alfonso Salas

Alfonso Salas

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Profesionista con experiencia en materias de derecho familiar y penal, especialmente en atención a Víctimas de Delitos de Violencia de Género.
Share This